El Termómetro de Pulsera responde en el contexto actual de pandemia a la necesidad de controlar la temperatura corporal para saber si se está o no infectado de SARS-CoV-2 y evitar, en caso positivo, contagiar la enfermedad.

Especialmente para aquellos usuarios que, no pudiendo teletrabajar o tele-estudiar, han de frecuentar espacios compartidos y medios de transporte a diario. Se trata de una herramienta que posibilita un control exhaustivo de la salud.